• El vicecoordinador parlamentario sostuvo que la reforma del Ejecutivo federal es anacrónica, intenta instaurar un sistema de partido hegemónico y no blinda las elecciones del crimen organizado.

• Hoy la democracia mexicana es más fuerte que nunca; las instituciones han probado su capacidad de enfrentar la adversidad, destacó el legislador priista.
El diputado federal Marco Antonio Mendoza Bustamante aseguró que la iniciativa de Reforma Electoral del Ejecutivo federal reacciona a la estabilidad política que incomoda al poder y evade los verdaderos problemas que enfrentan las reglas del ejercicio democrático.

“El PRI no cederá a presiones o acuerdos en los oscurito, jamás negociará para debilitar a la democracia, por el contrario, señaló, que se escuche fuerte y claro: el PRI votará a favor del INE, del Tribunal Electoral, de los órganos locales y de los mexicanos”, manifestó el integrante del Grupo Parlamentario del PRI, para luego recalcar que su único patrón es el pueblo de México.

Al participar en el debate de Agenda Política sobre la marcha a favor del Instituto Nacional Electoral (INE), el legislador priista subrayó que no hay argumento que alcance a sustentar el ataque a las estructuras del país. Enfatizó que esta reforma es anacrónica, intenta instaurar un sistema de un partido hegemónico que no se puede permitir y que no es acorde al México del Siglo XXI.

Recalcó que el problema de esta iniciativa es que desaparece al INE como un órgano autónomo y a los órganos electorales locales; además de plantear que todos los diputados sean plurinominales a través de listas cerradas. “Ningún partido puede imponer su mayoría para pisotear los derechos políticos de la ciudadanía, pero la mayoría insiste en hacerlo”, agregó.

El vicecoordinador de la bancada priista también cuestiono que no se blinda a las elecciones del crimen organizado, por lo que este puede financiar, como hoy ocurre, muchas de las campañas políticas.

No obstante, Mendoza Bustamante destacó que hoy la democracia mexicana es más fuerte que nunca; las instituciones han probado su capacidad de enfrentar la adversidad y se cuenta con un Estado fuerte y un sistema confiable. Puntualizó que el INE es ejemplo de lo que hoy debe aspirar cualquier institución del Estado mexicano, que a pesar de los embates resiste y entrega resultados claros que disipan a la adversidad política.

En su oportunidad, la diputada Eufrosina Cruz recordó que ella tuvo que arrebatar a este país su participación política a través de sentencias ante los Tribunales Federales Electorales. Precisó que hace 30 años los municipios indígenas se tenían que registrar ante un partido político, y hace 15 años la palabra mujer no venía en los catálogos de usos y costumbres. “Esa es la defensa que he llevado por una democracia para nunca más un México sin sus mujeres indígenas”, anotó.

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario