Del 21 al 24 de febrero la Arquidiócesis de Tulancingo fue sede del XLIV Encuentro Nacional de Música Litúrgica que se desarrolló en Pachuca.
Como parte de las actividades, se llevaron a cabo ponencias generales en las que participaron representantes de todo el país de manera híbrida.
En total se contó con la asistencia de 340 personas, de forma presencial 67 y en acompañamiento virtual de otras 273.
La edición número 44 del Encuentro Nacional de Música Litúrgica contó también con la participación de tres obispos: los anfitriones, Mons. Domingo Díaz Martínez (Diócesis de Tulancingo) y Mons. Juan Pedro Juárez Meléndez (Diócesis de Tula); además de Mons. Raúl Gómez Gonzáles (Diócesis de Tenancingo), presidente de la Dimensión Episcopal de Música Litúrgica (Demusli).
También destacó la presencia de la Hermana Natalia Aldana Grasa OSB (España); del Pbro. Claudio Campesato (Italia); el maestro Gabriel de Jesús Frausto Zamora (secretario ejecutivo de la de Demusli); y del Pbro. Juan Carlos Quintana Orozco (coordinador del equipo sede).


La edición número 44 del Encuentro Nacional de Música Litúrgica contó además con talleres, práctica de cantos para la celebración litúrgica y la parte significativa al gregoriano.

Las celebraciones de las Eucaristías contaron con tres sedes diferentes: Basílica Menor de Santa María de Guadalupe, parroquia de El Espíritu Santo y la iglesia de La Sagrada Familia.
El Pbro. Juan Carlos Quintana Orozco destacó la oportunidad que brinda la Iglesia de México a las diócesis del país, con la presencia de expositores de iglesias particulares de México y del extranjero.
Debido a la pandemia, el Encuentro Nacional de Música Litúrgica se realizó en los últimos dos años de manera virtual; fue hasta este 2022 que se aprobó llevarlo a cabo de manera híbrida en Pachuca, sede que había quedado pospuesta.

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario