Por desaparición cometida por particulares, en agravio de S. Y. G., una persona fue sentenciada a 25 años de prisión

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), obtuvo de la autoridad judicial sentencia condenatoria de 25 años de prisión para una persona identificada con las iniciales M.R.F.M., por desaparición cometida por particulares, en agravio de S.Y.G.

El 7 de noviembre de 2019, el Ministerio Público tuvo conocimiento de la denuncia por la ausencia de la víctima, toda vez que la última vez que se le vio fue el 06 de noviembre del mismo año, en la estación del Tuzobús denominada San Antonio, en Pachuca de Soto.

A partir de ese momento se pusieron en marcha los protocolos de búsqueda e investigación, activándose la correspondiente ficha búsqueda para su localización.

El equipo de agentes del Ministerio Público adscritos a la entonces Subprocuraduría de Derechos Humanos y Servicios a la Comunidad, hoy Subprocuraduría de delitos de género, desaparición de personas e impacto social, de la PGJEH recabó a través del personal de la Policía Investigadora y Servicios Periciales, diversos datos de prueba.

Entre ellos el análisis forense de cámaras de videovigilancia y arcos carreteros proporcionados por el C5i, entrevistas, informes de investigación, así como el procesamiento pericial de domicilios y de un vehículo, dictámenes periciales en materia de criminalística, lofoscopía, dactiloscopía e informática, además se realizó la intervención de comunicaciones autorizadas por un juez de control federal.

Durante el proceso de investigación se tuvo la colaboración de la Comisión de Búsqueda de Personas del Estado de Hidalgo, de la Fiscalía General de la República, de la Coordinación Nacional Antisecuestro y de la Guardia Nacional, misma que ayudó a determinar la probable responsabilidad de una persona por la desaparición de la víctima.

Derivado de los datos de prueba obtenidos por la PGJEH, el 26 de noviembre de 2020 se solicitó ante el juez de control la orden de aprehensión contra el hoy sentenciado, de iniciales M.R.F.M., misma que fue cumplimentada el 03 de diciembre de 2020, por agentes de la Policía Investigadora, a través de un cateo en el domicilio del imputado.

El probable fue presentado ante un juez de control en audiencia inicial, en ella el imputado se acogió a la duplicidad del término constitucional para resolver su situación legal. En la continuación de la audiencia inicial, esta representación social acreditó la probable responsabilidad del imputado y obtuvo su vinculación a proceso.

El Ministerio Público solicitó a la autoridad judicial la medida cautelar de prisión preventiva, misma que fue concedida y también se determinó un plazo de cuatro meses para el cierre de la investigación complementaria, sin embargo se amplió a seis meses.

Una vez concluido el término, y derivado de la contundencia de los datos de prueba referidos en la acusación presentada por el Ministerio Público, la defensa del imputado solicito el procedimiento abreviado como forma anticipada de terminar el proceso.

Después de recabar el consentimiento de las víctimas indirectas, se autorizó la celebración de dicho procedimiento abreviado con las siguientes características:

El reconocimiento de culpabilidad del imputado con iniciales M.R.F.M., por hechos que la ley señala como desaparición cometida por particulares en agravio de la víctima de iniciales S.Y.G.

La imposición de una pena de 25 años de prisión y multa de 4000 veces la Unidad de Medida de Actualización

La reparación integral del daño, conforme a los artículos 61 y 73 de la Ley General de Víctimas, y como medida de restitución y satisfacción para proporcionar bienestar y contribuir a mitigar el dolor de las víctimas indirectas. A través del restablecimiento de su dignidad y de la verdad sobre lo sucedido, el acusado dio a conocer el lugar en el que se encontraba la víctima para su localización.

El otorgamiento de una compensación monetaria.

Sobre la víctima, el día 29 de octubre del presente año, posterior a un cateo a cargo de personal ministerial, pericial y de investigación, se hallaron los restos humanos de una persona del género masculino en Ciudad Sahagún, localidad de Tepeapulco.

Una vez que se implementó el protocolo de identificación genética, tanto de los servicios periciales de la PGJEH como de la División científica de la Guardia Nacional, se confirmó que la identidad de dichos restos, corresponden a los de S.Y.G.

El día de hoy, en audiencia que se llevó a cabo ante una jueza de control del distrito judicial de Pachuca, y una vez satisfecha la reparación integral a las víctimas indirectas, se dictó a la persona con iniciales M.R.F.M., sentencia condenatoria por el delito de desaparición cometida por particulares en agravio de S.Y.G., con una pena de 25 años de prisión y multa de 4000 veces la Unidad de Medida de Actualización.

Esta institución agradece a la población su apoyo en las acciones de búsqueda y localización de todas las personas con reporte de desaparición. Su colaboración es fundamental en la labor de la PGJEH.

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario