De no haberse sometido a la intervención quirúrgica su calidad de vida se habría deteriorado.

Este tipo de padecimiento es muy frecuente y generalmente todos los hombres mayores de 45 años presentan un tipo de crecimiento prostático

Gracias a la oportuna intervención y profesionalismo del equipo multidisciplinario del Hospital General de Zona con Medicina Familiar (HGZ/MF) No. 1 de Pachuca, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Hidalgo, el señor Guillermo “N”, de 73 años, fue intervenido con éxito de hiperplasia prostática mejorando de manera considerable su calidad de vida.

Guillermo presentaba molestias al orinar y al estar en diferentes posiciones, por lo que se le practicó una intervención de mínima invasión sin incisión, la cual ayuda a reducir el tiempo de recuperación y el dolor postoperatorio, por tal motivo fue dado de alta 24 horas después del procedimiento.

Dentro del equipo multidisciplinario participaron médico cirujano, enfermera instrumentista, así como el equipo de Anestesiología, compuesto por médico, técnico de equipos endoscópicos, personal de enfermería y residentes.

Al ser una cirugía endoscópica, se retiró la sonda 48 horas posteriores a la intervención; asimismo, es necesario esperar a la cicatrización interna, y durante cuatro semanas se recomendó a Guillermo aumentar la ingesta de fibra, evitar la realización de ejercicios extenuantes y tener reposo relativo, explicó la doctora Miriam Nataly Magos Aquino, cirujana uróloga adscrita al HGZ/MF No. 1.

“Tenía muchas molestias, problemas para orinar y para defecar, por eso vine al IMSS, en donde me han atendido muy bien, la atención ha sido excelente, me programaron y entré a cirugía, pero fue muy rápido. Nunca había estado hospitalizado y el personal siempre estuvo al pendiente de mí, estoy muy satisfecho del servicio que me han dado”, señaló Peralta Benítez. 

Magos Aquino manifestó que de no haberse sometido a la intervención quirúrgica su calidad de vida se habría deteriorado, ya que se pueden presentar hematurias (sangre en la orina), mala micción o retención aguda urinaria, es decir, imposibilidad para orinar, hasta llegar a falla renal con el paso del tiempo.

Asimismo, la uróloga señaló que no se tienen síntomas específicos por lo que muchos hombres se acostumbran a orinar mal, ya que las señales de alerta se presentan de manera muy paulatina, y cuando ya se encuentra en estado avanzado los malestares son altamente notorios, añadió Magos Aquino.

Este padecimiento es muy frecuente y generalmente todos los hombres mayores de 45 años presentan un tipo de crecimiento prostático, por ello, el IMSS en Hidalgo invita a realizar chequeos anuales para mantener la salud integral del hombre.

La cirugía realizada a Guillermo le traerá la posibilidad de defecar y orinar de manera adecuada, eliminar las molestias físicas propias del crecimiento prostático, así como poder descansar de manera correcta, ya que podrá acomodarse en la posición que sea necesaria, sostuvo la doctora.

Asimismo, se hace un llamado a mantener una dieta saludable baja en sodio y grasas saturadas, así como realizar ejercicio de manera constante.

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario