Cinco presuntos suicidios de varones e igual número de intentos en lo que va del año, se contabilizan en Tulancingo.

De los intentos, tres son mujeres que mostraron según los reportes de cuerpos de emergencia, -atendidos en este 2021-, presentaron cuadros depresivos, una de ellas intentó aventarse de un puente.

De la decena de casos, 7 de ellos entre consumados e intentos son de varones, algunos de ellos optando por el ahorcamiento.

En Tulancingo según la georeferencia los intentos y suicidios consulados se presentaron en: Vicente Guerrero, Rojo Gómez, San Nicolás, Rinconada La Morena, La Argentina, Jaltepec, Guadalupe, El Paraíso y dos hechos en puentes peatonales del bulevar Emiliano Zapata.

El suicidio, es un problema de salud mental y más del 60 por ciento de los casos que se presentan a nivel mundial, están asociados a problemas de depresión.

Hay diferentes factores que inciden en la decisión de un o una suicida: pérdida de empleo o crisis económica, traumas o abusos, los trastornos mentales y barreras de acceso a la atención de salud, e incluso violencia y recientemente es una variable de estudio la pandemia por COVID19

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advierte que la pandemia por coronavirus ha exacerbado los factores de riesgo asociados a las conductas suicidas y llama a priorizar su prevención. 

Un año después del inicio de la pandemia, alrededor del 50% de las personas que participaron en una encuesta del Foro Económico Mundial en Chile, Brasil, Perú y Canadá declararon que su salud mental había empeorado.

En esta temporada suele presentarse el Trastorno Afectivo Estacional, TAE, y en caso de permanecer por varios meses también puede traducirse en una depresión que culmine en suicidio.

Con una de cada cien muertes, el suicidio sigue siendo una de las principales causas de muerte en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Cada año, mueren más personas por suicidio que por VIH, malaria, cáncer de mama, o que por la guerra y homicidios.

Entre las personas jóvenes de 15 a 29 años, el suicidio fue la cuarta causa de muerte a nivel mundial, después de los accidentes de tráfico, la tuberculosis y la violencia interpersonal.

En cuerpos de socorrismo y de seguridad pidieron a la ciudadanía estar atentos ante esta situación; hay señales de alarma que pueden identificarse dentro del seno familiar.

Es principalmente en la recta final del año cuando se acentúa la problemática de intentos de suicidio, derivado de episodios de tristeza y nostalgia que si no se tratan a tiempo llevan a que la mala melancolía se torne con tendencia suicida y a lo que se conoce como el Trastorno Afectivo Estacional (TAE)

eCOsHidalgo*

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario