Fue el 30 de abril del 2020 cuando se registraron las primeras dos defunciones por COVID en Tulancingo, Hidalgo; el último deceso fue el pasado 24 de noviembre; autoridades piden no bajar la guardia.

Desde esa fecha se contabilizan 591 defunciones según la Dirección General de Epidemiología (DGE) de la Secretaría de Salud del gobierno federal.

Del total el 65.31 por ciento se trató de barones en tanto que el resto: 34.69 por ciento, mujeres.

Entre las principales comorbilidades relacionadas con los fallecimientos hipertensión diabetes, obesidad e insuficiencia renal crónica.

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario