17 de Octubre de 1953 se logró que las mujeres pudiéramos votar y ser votadas

La lucha femenina en México dio sus primeras manifestaciones importantes durante los años 1884 y 1887, cuando, por primera vez, una publicación, la revista “Violetas del Anáhuac”, fundada y dirigida por Laureana Wright González y escrita solamente por mujeres, demandó el sufragio femenino.

Pasaron muchos años para que comenzara hablarse de los derechos fundamentales.

Hacia 1910, diversas asociaciones se unieron a Madero, entre ellas el club femenil antirreeleccionista “Las Hijas de Cuauhtémoc”. Sus integrantes protestaron por el fraude en las elecciones y demandaron participación política.

Para el 17 de octubre de 1953 apareció en el Diario Oficial de la Federación, un decreto que anunció que las mujeres tendrían derecho a votar y ser votadas para puestos de elección popular.

El presidente Adolfo Ruiz Cortines fue quien promulgó las reformas constitucionales para que las mexicanas gozaran de la ciudadanía plena.

Ese logro no surgió de la nada, sino de una larga lucha, de años y años, convertidos en anhelos, y no porque ya tocaba.

Era legítimo tener los mismos derechos de los hombres, que marca la Ley, en este caso, la Constitución

En las elecciones federales de 1955, las mujeres acudieron por primera vez a las urnas a emitir su voto.

En esa ocasión se elegía a diputados federales para la XLIII Legislatura.

Transcurrieron 24 años para que se reconociera el sufragio de la mujer, para que en 1979 México tuviera a la primera gobernadora estatal (de Colima), Griselda Álvarez.

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario