· Leyenda de la lucha libre y del cine nacional

· Estampilla postal en su memoria

CONSTANCIO CORTÉS | ecoshidalgo.com

Hace 104 años, en un día como hoy, 23 de septiembre, pero de 1917, la ciudad de Tulancingo, Hidalgo, vía nacer a uno de los deportistas que al paso de los años se convirtió en leyenda, el Santo, El Enmascarado de Plata.

Su nombre que por décadas permaneció oculto, es Rodolfo Guzmán Huerta, hijo de doña Josefa Huerta Márquez y de don Jesús Guzmán Campuzano.

Rodolfo, quien fue el quinto de 7 hermanos, a los siete años de edad, emigró al Distrito Federal (CDMX) donde realizó sus estudios y diferentes trabajos, pero sus inquietudes y fortaleza física, lo llevaron a incursionar en la lucha libre a los 18 años, bajo el nombre de Rudy Guzmán en el bando d ellos técnicos.

Ese nombre lo dejó más tarde para convertirse en el Hombre Rojo, con una máscara del mismo color, primera que también utilizó en su carrera, pero las cosas en la lucha libre no funcionaban que hubiera deseado, de ahí que su tercer personaje fue el Murciélago II, pero tampoco le fue muy bien.

Llegó el año de 1942 y un promotor de nombre Jesús Lomelí, le propuso militar en el bando de los rudos y le dio a elegir entre dos nombres, el Santo y el Ángel, eligiendo obviamente el primero.

Con este nombre y utilizando por primera ocasión la máscara plateada inició otra cerrara llena de rudezas, misma que contrastaba con su nombre, convirtiéndose en es época en uno de los luchadores más odiados y admirados a la vez, porque llevaba el nombre del Santo, pero en el ring se comportaba como un verdadero demonio.

Ya en 1952, José G. Cruz, hace una historieta donde el Santo se convierte en el personaje principal, luchando y destruyendo villanos de todas clases, desde invasores de otros mundos hasta espectros como lo hizo en la película “Santo contra el Espectro del Estrangulador”; de ahí surgió “El Enmascarado de Plata” y su participación en las películas que hasta ahora continúan exhibiéndose.

Estando en la Habana, Cuba en el año de 1952, filmó su primera película, “Santo contra las Mujeres Vampiro”, esto lo llevó a dejar el bando d ellos rudos para convertirse en un héroe del cine y de la lucha libre, en total filmó 59 películas.

LA ARENA AFICIÓN SU CASA

El Santo, tuvo en Pachuca su segunda casa, la Arena Afición registraba llenos hasta las lámparas para verlo en acción ya sea en mano a mano o bien aliado de grandes luchadores como Blue Demon, Mil Máscaras, los más cercanos, muchos aficionados se quedaban fuera de la arena porque “ya no cabía nadie más”, pero lo esperaban fuera del recinto coreando su nombre, “Santo… Santo… Santo”, como también se coreaba dentro del inmueble.

Tras una enorme carrera llena de triunfos de grandes compañeros y enormes rivales, el Santo falleció el 5 de febrero de 1984.

TIMBRE POSTAL EN SU MEMORIA

En el año 2008, en el ring de la Arena Afición que lució completamente llena, se canceló un timbre postal en su memoria que contiene 200 mil hojas y un millón 200 mil estampillas de colección con seis diseños diferentes, que fueron acaparadas por los coleccionistas.

Así con espacios en los noticieros de radio y televisión, hoy se recuerda al Enmascarado de Plata, hombre que se convirtió en leyenda y que en su ciudad natal existe un museo en su honor.

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario