·        Atlas le pegó 1-o y sigue sin recibir gol

·        Los Tuzos con la mira chueca

CONSTANCIO CORTÉS | eCOsHidalgo.com

PACHUCA HGO.- Mal comienza la semana para quien ahorcan el lunes, decía don Fernando Marcos y así lo confirmaron los Tuzos del Pachuca, quienes al cierre de la jornada 3, cayeron en el estadio Hidalgo ante los Rojinegros del Atlas por un gol, a cero con solitaria anotación de Julio Furch.

El triunfo colocó al Atlas con 7 puntos y después de tres partidos continúa con su marco en cero, mientras los Tuzos se estancan con 3 unidades y con muchas dudas al frente porque desperdiciaron cualquier oportunidad de gol y así simplemente no se puede ganar.

Partido con Inicio semi-lento, con muchas precauciones en línea defensiva, buscando primero conservar el cero en su portería, pero esto no duró mucho, los Tuzos en un contragolpe a punto estuvieron de anotar con remate de Sosa a servicio por la izquierda de Nicolás Ibáñez, pero solo quedó en el intento.

ATLAS CON VENTAJA DE VESTIDOR

Pero fueron los rojinegros quienes pusieron a funcionar el marcador a los cuatro minutos con certero remate de cabeza de Julio Furch.

La jugada nació por la banda derecha donde el “Hueso” Reyes envió servicio milimétrico al argentino quien, a pesar del salto de Óscar Murillo, prendió de cabeza el balón, para dejar sin oportunidad a Óscar Ustari, a quien solo le faltó aplaudir el soberbio remate de ex santista.

Los Tuzos reaccionaron dos minutos después a través de Avilés Hurtado quien, desde la derecha, centró al área, solo que Sosa falló el del empate en el toque final debido a la excelente atajada de Camilo Vargas complementada a la perfección por Diego Barbosa quien se adelantó para enviar a saque de banda cuando Sosa se aprestaba a contrarrematar.

Después de haber asimilado el gol en contra, los Tuzos se adueñaron del balón yéndose con todo al ataque en busca del empate con un dominio engañoso, esto porque los rojinegros les dejaron la iniciativa, sabedores que en un contraataque podrían definir el partidlo a su favor, como el juego del gato y el ratón.

Pero el duelo era atractivo, ninguno se guardaba nada, Atlas con el contragolpe en mente y Pachuca buscando por todos los sectores el empate.

Pasada la media hora y conforme transcurrían los minutos la defensiva del Atlas se agigantaba, destruyendo con categoría los avances del Pachuca que no eran pocos y demostrando el porque es el único equipo que no ha recibido un solo gol en el torneo.

La película se repetía una y otra vez, Pachuca al abordaje sin precisión en el último toque y la defensiva rojinegra con Camilo Vargas convertidos en una muralla infranqueable.

Dayro Moreno, Nico Ibáñez e Ismael Sosa, se perdieron entre la zaga tapatía, Avilés Hurtado, Luís Chávez y Víctor Guzmán en medio campo, se dedicaron a acarrear balones, pero sin construir oportunidades de gol, haciendo lucir a la defensiva atlista, que conforme avanzaba el partido se veía más sólida, pensando más en salir al contragolpe vía Quiñonez, Torres y Furch como el hombre gol, pero ya no hubo para más en la primera parte.

PACHUCA DURO Y DURO, PERO SIN IDEA

Al primer minuto del segundo tiempo, Mosquera quien había ingresado tuvo el empate en sus zapatos, cuando la defensiva tapatía perdió un balón en su terreno, se enfiló solo a la portería de Camilo Vargas, pero se espantó en el último instante echando su disparo muy lejos del arco rojinegro.

Kevin Álvarez tuvo el empate con un remate de cabeza a los 47, tomando fuera del arco a Vargas, pero lo echó a un lado.

Romario Ibarra, quien también ingresó en la segunda parte, inmediatamente se contagio de las imprecisiones de sus compañeros y sus servicios al área se quedaban cortos o se pasaban, pero no producían nada, parecía más cerca el segundo del Atlas que Ustari evitó al 57, que el empate del Tuzo.

Kevin Álvarez quien desde la banca salió para el segundo tiempo, tuvo su segunda oportunidad al sumarse al ataque, pero su disparo murió en un rechace de Vargas que terminó en la horquilla rojinegra y a otra cosa.

La combatividad de los Tuzos no estaba en duda, lo intentaban una y otra vez, pero carentes de ideas de tres cuartos al frente, fueron presa fácil de la defensiva atlista que se dedicaba a “coser y cantar” a 5 minutos del final.

Los Tuzos terminaron volcados en el área rojinegra pero sin crear una opción seria de gol, el tiempo se les terminó y tuvieron que cargar con su segunda derrota consecutiva.

GOLES;

0-1, MINUTO 4.-Descolgada del Atlas por la izquierda donde Luís “Hueso” Reyes observó a Furch en el área y le envió un centro preciso y precioso que el argentino no desperdició y de cabeza anotó.

RECUERDO

Antes del silbatazo inicial se guardó un minuto de silencio en memoria de Hugo Rodrigo “Soldado” Fernández, ex jugador de los Tuzos en las temporadas 97-98, época en que Pachuca logró su ascenso definitivo ante los Tigrillos de la U de Nuevo León.

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario