Hace 4 años fui invitada por Marthita Briones, para participar en el Foro de la Semana de la Lactancia Materna.

PATRICIA OBREGÓN* | ecoshidalgo.com

Y tengo que admitirlo pensé ¿ y yo que voy a decir? No soy especialista en el tema de lactancia!

Y me di a la tarea de buscar o cómo decimos ahora …a googlear el tema.

Pero había algo que no me convencía, mucha información sobre la importancia de la leche materna, pero poco o superficial acerca del vínculo lactancia y discapacidad.

La pregunta es:
Qué pasa cuando tú hijo nació con una discapacidad congénita como labio leporino o paladar hendido?

Qué pasa cuando tú bb con Síndrome de Down nace sin el reflejo de succión?

Cómo se amamanta cuando tú bb es separado de tu seno porque es prioritario que esté en la incubadora!

Al hacerme esas preguntas comencé a recordar como fue el proceso con Valeria mi hija. Ella nació sana y enseguida de su nacimiento tuve la dicha de amamantarla pero a los 3 días de nacida debido a una sepsis multifactorial estuvo a punto de morir; semanas completas en terapia intensiva!

Cuando la volví a ver era como una muñequita de trapo sin fuerza alguna y sin poder succionar.

Comenzó la opción de alimentarla con fórmula a través de una sonda.

Algo que es natural como “una madre dando pecho a su bb” tal vez en su mecedora o en la comodidad del sofá de su casa, con mi hija se convirtió en aprender a hacerle masajes orofaciales para que reaprendiera a succionar, una sala de mamás haciéndonos masajes para poder usar el tíra leche y dejarla en biberones como reserva en el hospital mientras nuestros hijos se recuperaban!

Hace 20 años tuve la fortuna de encontrar un equipo médico que dijeron : Es sumamente importante que Valeria tome leche materna!

Solo podía verla media hora dos veces al día y ese era “nuestro momento”. Algunas veces pegadita a mí, acunándola, sintiendo ese lazo impregnado de amor que detiene el tiempo.

Fueron varias hospitalizaciones en las que cada vez que salía perdía el reflejo, mi casa llena de mamilas y chupetes de todos tamaños y formas para que ella pudiera lograrlo, lo que siempre aceptó fue el chupón , entonces su abuelo Jesús desarmaba los chupones y los adecuaba a Los biberones!! Eurekaaa Valeria tuvo sus propios diseños de biberón!

Pero, se han imaginado a una mujer con discapacidad visual o auditiva o quizá con discapacidad motora amamantando a su hijo?

Tal vez arrullándolo en el vaivén de la silla de ruedas, una madre dando tetita así nada más!

Ni mas ni menos. Todo es tibio, blanco, pacífico, espiritual, humano, animal y sobretodo normal!

No preguntemos hasta cuando le vas a dar pecho??
Esa respuesta sólo está entre el vínculo emocional de mamá y su pequeño!🤱


#SemanaMundialDeLactanciaMaterna

Colaboradora* Patricia Obregón Montes

775 130 00 73

Héroe de Nacozari #24 Col. Francisco I. Madero

Cuautepec de Hinojosa Hgo

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario