Luminarias que serán retiradas ya no podrán ser destinadas a otros puntos del municipio; deberán ser desechadas en su totalidad.

Lo anterior, para cumplir el propósito de eficiencia energética que sustenta el convenio rubricado el pasado viernes con la Secretaria de Energía (SENER), las luminarias que sean retiradas en el último trimestre del año ya no podrán ser reutilizadas para otros puntos del municipio y deberán desecharse.

Esta es una instrucción del gobierno federal y, así se indica para los municipios que son apoyados en materia energética, como es el caso de Tulancingo.

Con la importante rubrica del convenio, Tulancingo se convierte el en segundo municipio hidalguense en sumarse a otras demarcaciones del país donde se favorece la reducción de gasto corriente, por consumo de energía eléctrica.

Tras reiterar el agradecimiento al presidente de México Andrés Manuel López Obrador y a la Secretaria de Energía Rocío Nahle García, el mandatario municipal Jorge Márquez Alvarado dijo que este apoyo federal, tiene incluso connotación histórica, pues se revertirán más de 80 años de iluminación deficienteen Tulancingo.

Será el gobierno federal, a través de sus respectivas instancias, quien se encargue del proceso, así como de la ejecución del proyecto y, por tanto, el municipio no tendrá manejo, ni contacto de ningún recurso, que supera los 100 millones de pesos.

Parte clave para consolidar esta inversión para el municipio, fue la vinculación de Enrique Badillo Aguilar y de Roberto Martínez García, dos personajes con afecto a Tulancingo, quienes fungieron como enlace de vinculación entre órdenes de gobierno

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario