Cayó en el estadio Azteca 3-1 ante los Electricistas del Necaxa

CONSTANCIO CORTÉS

Un día como hoy, 6 de julio de 1967, hace 54 años, los Tuzos del Pachuca hicieron su aparición por primera ocasión en la historia en la primera división del fútbol mexicano profesional, teniendo como sede el máximo futbolístico del país, el Estadio Azteca, donde enfrentaron a los Electricistas del Necaxa con quien perdieron 3 goles contra uno.

Esta fecha, los aficionados de la vieja guardia de los Tuzos no olvidarán jamás, porque fue gracias a la fragorosa batalla que el 5 de marzo de 1967, los futbolistas de esa época dirigidos por Ernesto “Checo” Candia, protagonizaron en la gran final por el ascenso, venciendo al conjunto de Ciudad Victoria por dos goles a cero con anotaciones del “Pollo” Castillo y Jesús Zárate, en partido disputado en el desaparecido estadio Revolución Mexicana, dirigidos por Ernesto “Checo” Candia.

Los héroes de esa batalla fueron; Benjamín Fal, (quien logró el ascenso nuevamente en el 92) Cecilio Cevallos, José Luís Ramírez, Elías Álvarez, Alejandro Acosta, Everardo Aceves, Pablo Guerrero, Eduardo Corona, Francisco Arredondo, Alberto Castillo, Florentino Lizaola, Jesús Zarate, Gustavo Cuenca, Gustavo Cuervo, Guillermo Benhumea, Luis Ornelas, Tito Gutiérrez, Fernando Araujo, Rogelio González, Wilbert Ortiz, Javier Valverde, Alfonso “Bobo” Madrigal y Concepción Hernández.

De ahí en adelante el Pachuca incursionó en la primera división con más pena que gloria, pero siempre acompañado de sus fieles seguidores, librando batallas épicas contra el Guadalajara y por supuesto el América, equipos a quienes los fanáticos disfrutaban enfrentar y vencer con estadio lleno hasta el Cerro de Cubitos que prácticamente era una extensión del inmueble.

En esta su primera incursión desfilaron jugadores como Quiñones, Leturia, Moacyr, Arlindo, Juan Manuel Medina (QEPD) Miccio, Grafigna y muchas figuras más, adorados por los aficionados.

También técnicos de gran prestigio, Evaristo, Jorge “Zorro” Marick, Luís Ornelas, Walter Ormeño, la tripleta integrada por Blanco, Tepo Rodríguez y Moacyr; también llegaron Carlos “Tanque” Miloc, Renato Ruffo entre otros más con paso fugaz.

En su primera temporada Pachuca quedó en el lugar 12 de la tabla general donde se enfrentaban 16 equipos todos contra todos, mientras que el descendido fue el Morelia con 17 unidades.

Esta primera incursión duró hasta 1973, cuando en la liguilla por el no descenso enfrentó a La Laguna, Diablos Blancos de Torreón y en un tercer que fue el definitivo ante Zacatepec celebrado en el estadio Azteca, con un gol de Cirilo “Diablo” Peralta, regresó a la segunda división.

Posteriormente ha habido finales perdidas, ascensos, descensos y títulos nacionales e internacionales, pero esa ya es otra historia que se seguirá escribiendo ante un incierto panorama por la situación que se vive.

Fotos: Club de Federrucos.

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario