• Las distintas acciones se han centrado en la conservación, generación y recuperación de la capacidad productiva de estos sitios

• En dos años, se han invertido poco más de 980 millones de pesos en estos ecosistemas

Desde el Parque Ecológico de Xochimilco y San Gregorio Atlapulco, la doctora Marina Robles García, titular de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México, destacó las obras de restauración y rehabilitación implementadas en la zona de humedales desde hace dos años, lo que ha permitido la mejora de las condiciones para aproximadamente 200 especies nativas y migratorias.

“En estos dos años de Gobierno de la doctora (Claudia) Sheinbaum ha habido una inversión de poco más de 980 millones de pesos para la rehabilitación, restauración y la mejora de los humedales de la Ciudad de México y vamos a mantener este trabajo con la comunidad para que estos ecosistemas verdaderamente se mantengan, se conserven, mejoren y sigan formando parte del paisaje de la Ciudad”, precisó.

Durante un recorrido por el Parque Ecológico de Xochimilco, Robles García detalló que la rehabilitación de dicho espacio incluyó la mejora de senderos para que la gente pueda caminar y correr, la renovación en la infraestructura en materia de manejo de residuos, iluminación, bancas, creación de un museo, que próximamente será inaugurado, y que muestra parte de la historia del Valle de México. También hubo un proceso de revegetación en todo el Parque Ecológico de Xochimilco, saneamiento de plagas y, lo más importante, es que se abrió al uso gratuito para las y los visitantes (antes se cobraba su ingreso).

Agregó que como parte de los trabajos, se limpiaron y desasolvaron cuerpos de agua, trabajo que brigadistas de las Áreas Naturales Protegidas y de la Comisión de Recursos Naturales y Desarrollo Rural (Corenadr) realizan de manera permanente porque el lirio acuático y el tule crecen con velocidad.

Durante el recorrido, don Francisco Catarino Hernández fue reconocido por su trayectoria a lo largo de 28 años en el Parque Ecológico de Xochimilco al ser pieza fundamental para que el mantenimiento y mejora de este sitio sea posible y permanente.

Durante el recorrido que se extendió a la zona de humedales de San Gregorio Atlapulco, Robles García destacó la importancia ecológica de esta zona para la conservación de la biodiversidad y el bienestar de la comunidad, ya que otorga beneficios como almacenamiento de agua y regulación del clima.

En cada sitio intervenido en los humedales de la Zona Patrimonio Mundial, Natural y Cultural de la Humanidad, las distintas acciones se han centrado en la conservación, generación y recuperación de la capacidad productiva de estos sitios.

En Xochimilco se tiene registro de 79 especies, mientras que en Tláhuac 235 especies, de ahí que es reconocida como Área de Importancia para la Conservación de Aves, de las cuales 22 son endémicas y 15 se encuentran en alguna categoría de protección en la NOM-059-SEMARNAT-2010, y hasta 40 aves migratorias cuyas rutas de vuelo están protegidas por el Convenio Tripartita firmado por Canadá, México y Estados Unidos.

La titular de Sedema recordó que la Ciudad de México tiene un sistema de humedales de 4 mil hectáreas. Mientras que el sistema lacustre Ejidos de Xochimilco y San Gregorio Atlapulco cuenta con una superficie de 2 mil 657 hectáreas.

El coordinador del Centro de Innovación e Integración Comunitaria del Suelo de Conservación (CIIC) 4, Juan Abel Vera Martínez, comentó que actualmente se trabaja en la recuperación y restauración ecológica de estos ecosistemas que por muchos años fueron olvidados e incluso fueron invadidos. Ejemplo de ello fue la recuperación del predio Tempiluli con una superficie mayor a las 40 hectáreas, y que estaba en proceso de degradación.

Recordó que uno de los objetivos de la CORENADR es recuperar el Suelo de Conservación y para ello se cuenta con mil millones de pesos, a través del programa Altepetl: “Gracias a las intervenciones realizadas, hoy los canales están más limpios y muchas de las tierras se han incorporado a la producción”.

En lo que va de 2021 se ha realizado la limpieza de espejo de agua, en canales, zanjas, apantles, ciénagas y humedales. En total van 492 mil 282 m²; también se realizó el chaponeo en 535 mil 228 m² y se desasolvaron mil 596 m3. Además, se retiraron 12 mil 682 m3 de materia orgánica y 690 m3 de materia inorgánica.

Con base en la NADF-001-RNAT-2015 se han dictaminado y saneado un total de 6 mil 880 árboles (3 mil 855 podas, 296 levantamientos de fuste y 2 mil 729 derribos). De igual modo, se han destinado 333 millones 207 mil 826 pesos a productores que están transitando hacia prácticas agroecológicas a fin de evitar el uso de pesticidas y fertlizantes sintéticos.

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario