EL ZORRO”, CAMPEÓN DE ESPAÑA

· Su apodo surgió de una película de Tin Tan

· Pero su fortaleza y calidad lo cambiaron por el “Zorro”

CONSTANCIO CORTÉS | ecoshidalgo.com

PACHUCA HGO.- Uno de los máximos referentes del fútbol mexicano en la actualidad, es sin duda alguna Héctor Miguel “Zorro” Herrera, campeón de España con el Atlético de Madrid, quien junto con Hirving “Chucky” Lozano, quien milita con el Napoli de Italia, son infaltables en la selección mexicana de fútbol y extracción total de las fuerzas básicas de los Tuzos del Pachuca, a quienes vimos dar sus primeros pasos en el fútbol, profesional.

En la actualidad todos los aficionados mexicanos conocen sus historias de vida; del “Zorro”, se sabe que nació en Rosarito, Baja California Norte, que su nombre, se debe a la admiración de su papá por el portero del América, Héctor Miguel Zelada y que su posición en el terreno de juego a la admiración del “Zorro” por Juan Román, Riquelme, volante ofensivo y enganche del Boca Júnior, pero pocos conocen el origen de su apodo.

Este surgió cuando el mediocampista del Atlético de Madrid, jugaba en la segunda división con el equipo de la Universidad del Fútbol, bajo la dirección técnica de Rubén “Ratón” Ayala otro grande del fútbol mundial (quien lo descubrió) y tenía como compañeros a Rodolfo Cota, William Paul Yardbrohug, “Gullit” Peña, Edy Brambila, Miguel Herrera Equiwa, Sebastián Fassi, “Chapo” Montes, Miguel Calero, Francisco “Gringo” Torres, Heriberto Olvera, entre muchos más que militan en la primera división y en la Liga de Expansión.

Un problema con el clima pachuqueño, afectaba al “Zorro”, quien continuamente padecía de un catarro que le obligaba a gesticular constantemente con la nariz, ante esta situación, Ulises Martínez, preparador físico, auxiliar de Daniel Ipata, lo “bautizó” como el “Zorrillo”.

Ello porque en la película de “Tin Tan”, “La marca del Zorrillo”, Germán Valdez, gesticulaba de esta manera cuando la hechicera, le dio el ungüento que se ponía en la nariz y lo convertía en un experto espadachín, de ahí en adelante este apodo lo acompañó durante mucho tiempo, hasta que. . .

En una final ante las Chivas Rayadas del Guadalajara, (2010), que dirigía Javier “chícharo” Hernández, el equipo hidalguense se impuso por 4 goles contra uno, de los cuales tres fueron obra del “Zorro” y para el otro colaboró con la asistencia, de ahí que en los cuatro goles tuvo participación.

Desde ahí, en la crónica de este partido, donde se destacaba al jugador del partido, se dijo, el “Zorrillo” quedó atrás y este creció para convertirse en el “Señor Zorro”.

Sus actuaciones lo llevaron al primer equipo de los Tuzos, mientras que sus compañeros se fueron a jugar a la franquicia del Tampico Madero, dirigidos por Marcelino Bernal y posteriormente por Luís Alfonso Sosa, pero Héctor Miguel Herrera, se quedó en el primer equipo.

La crónica y fotos de ese partido llegaron hasta Rosarito, donde su mamá (QEPD), lo pudo ver triunfar con los Tucitos.

Días después, el futbolista que aún no era famoso, se acercó a quien esto escribe y dijo.

“Muchas gracias por la entrevista, mi mamá la vio y lloró porque hacía más de dos años que no me veía ni en fotografía”.

Así inició la carrera del ahora campeón de España e infaltable en la selección mexicana de fútbol.

VENCIÓ A LA ADVERSIDAD

La carrera de este gran futbolista pudo verse truncada por un lamentable accidente automovilístico, que ocurrido cuando al terminar el entrenamiento en la Universidad del Fútbol, junto con sus compañeros se dirigían a la Casa Club de los Tuzos del Pachuca, donde vivían, en el bulevard Colonias-Santa Catarina, el automóvil volcó y quedó con las llantas hacia arriba, pero afortunadamente ni el “Zorro” ni sus compañeros entre ellos el “Gullit” Peña, salieron lastimados, pero eso sí, con un susto tremendo, que para bien de todos no pasó a mayores.

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario