En una bodega de materiales en la carretera federal México -Tuxpan, fueron encontrados dos cincuates que finalmente fueron liberados en zona no urbana.

CONCEPCIÓN OCÁDIZ | ecoshidalgo.com

Los encargados de lugar pidieron el apoyo de Bomberos y Protección Cvil de Tulancingo. El objetivo: que atraparan a los animales.

Las serpientes ya habían causado gran susto ya que no sabían de qué especies eran; pensaron que eran venenosas.

Es muy común en esta temporada encontrar este tipo de reptiles, se dijo, sin embargo reiteraron que esta especie no ocasiona ningún daño a las personas, no son venenosas, y se insistió en no sacrificarlas.

En tiempos prehispánicos, el cincuate («serpiente de los elotes»), era apreciada por su capacidad para controlar roedores en las milpas.

Esta especie depredadora de roedores, llega a medir hasta 1.6 metros de longitud; generalmente, es de color amarillo con manchas cuadrangulares oscuras, aunque la coloración de la piel puede variar.

Viven principalmente en zonas de cultivo, pero en la mancha urbana ya también se les encuentra a estos animales rastreros.

El cincuate está considerado como amenazada por la NOM-059-ECOL-1994, aún cuando no está incluida en la CITES

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario