Cruz Azul y Santos empataron a uno

· Los cementeros son campeones con global de 2-1

· Tras casi 24 años de espera consiguen un campeonato

· Es apenas su segundo en 41 años

CONSTANCIO CORTÉS | ecoshidalgo.com

CDMX.- En un encuentro sin grandes emociones, Cruz Azul y Santos de Torreón, empataron a un gol, en la cancha del estadio Azteca, en partido de “vuelta” de la gran final del Guard1anes 2021, marcador que da el título a los capitalinos con un global de 2-1, por su triunfo de 1-0 en la Comarca Lagunera, tras casi 24 años sin conseguirlo, lapso donde se proclamaron como los reyes del subcampeonato.

Con muchas precauciones, los dos equipos sabían lo que estaba en disputa y en los primeros 15 minutos, ninguno arriesgaba, aunque con un ligero dominio lagunero, pero más espejismo que buen fútbol, porque los Cementeros se pararon bien atrás y esperaban los avances del rival, para matarlos en un contragolpe por la ruta Romo-Rodríguez.

SANTOS PEGÓ PRIMERO

Santos con la iniciativa en los pies, estableció un cerco al área capitalina, pero siempre se encontraron con una muralla de cemento, que no permitía libertades, maniatando a los atacantes verdiblancos que buscaban el hueco por donde penetrar y hacer daño.

El dominio lagunero era engañoso, Cruz Azul, todo el tiempo invitó al Santos a volcarse al ataque, pero los Laguneros aprendieron la lección y no caían en el garlito, se paraban bien y con balón dominado organizaba sus ataques sin apresurarse, con mesura, sabedores que estaban a un gol de empatar y después manejar el partido.

La pasividad capitalina les cobró el precio a los 36 minutos.

Diego Valdez, recibió al borde del área, se enfiló hacia la izquierda por la media luna quitándose defensores azules, para soltar el disparo alto que se incrustó por el ángulo superior izquierdo de Corona a quien solo le faltó aplaudir, porque el tiro no lo paraba ni Buffon (Portero de la Juventus y selección italiana). Adelante el Santos, buscando la voltereta en el marcador global, que después de la anotación, estaba empatada a uno.

Cruz Azul, no asimilaba el golpe, porque no estaba dentro de su presupuesto y cerca estuvo de recibir el segundo, por ello replegó a su gente esperando el final del primer tiempo para recapitular, pero en realidad iban heridos de muerte y los fantasmas aparecieron.

REACCIÓN CAPITALINA

Apenas al inicio de la segunda mitad, Santiago Giménez tuvo un mano a mano con Acevedo, arquero lagunero, pero no se atrevió a disparar e intentó quitárselo a la izquierda, solo que se abrió de más y su centro a Orbelín Pineda, fue cortado por la defensiva que reaccionó bien, se les fue una clarísima y como se dice en el fútbol, “gol fallado, gol en contra”.

Pero los cementeros no bajaron su ataque, por el contrario, a los 50 minutos Romo encabezó un contragolpe por la derecha en tres cuartos cedió a la izquierda a la llegada de Jonathan Rodríguez, quien de derecha firmó el gol del empate y el 2-1 en favor de los capitalinos en el global.

Con el marcador global a su favor, los azules decidieron conservar el marcador y apostaron solamente por el contragolpe, reforzando su sector defensivo con dos líneas de cuatro, dejando los contragolpes vía Giménez-Rodríguez, con Romo como plataforma de lanzamiento.

El gol, desmadejó a los laguneros que bajaron su ritmo y pasaron de ser dominadores a dominados, dedicándose a “sacar agua del pozo”, ante los ataques celestes que recuperaron el control del partido buscando el segundo gol, para liquidar el encuentro y proclamarse campeones.

Con el correr de los minutos, los capitalinos comenzaron a ensuciar el partido, en cualquier falta se quedaron tirados en el pasto, intentando dejar que el reloj avanzara y ganar minutos que les acercara al final del encuentro sin movimientos en el marcador y conseguir su segundo título en 41 años.

En los últimos diez minutos, Santos recupero el dominio de las acciones, pero no en el marcador, por ello se volcaron con todo sobre el arco azul que ya no sentía lo duro sino lo tupido, así que con el rosario en la mano los azules esperaban el silbatazo final ante el asedio lagunero.

Ya en tiempo de reposición, Acevedo fue al ataque, pero Corona con el balón en las manos permanecía, tirado fingiendo falta inexistente.

El final llegó tras 8 minutos de compensación que incluyó unos jalones de camisetas y empujones que no pasó a mayores, finalizando el encuentro con empate a un gol y con Acevedo al remate, emulando a Moisés Muñoz, pero no hubo para más, Cruz Azul Campeón.

GOLES

0-1, MINUTO 36.- el chileno Valdez, recogió fuera del área por la derecha, bordó el área quitándose rivales y soltando un balazo de zurda al ángulo del arco de Corona para empatar el global a uno.

1-1, MINUTO 50.- Romo condujo por la derecha, cambió el juego a la izquierda al arribo de Rodríguez, quien de primera chocó el balón a la salida de Acevedo para empatar el marcador, pero recuperar la ventaja en el global 2-1.

Fotos: @CruzAzul

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario