La Dirección de Educación del municipio de Tulancingo, con el apoyo de asesoría psicológica educativa, recomienda las siguientes estrategias para el aprendizaje en el hogar, entre papás, niños y maestros:

Es importante que el estudiante tenga independencia absoluta, (sobre todo en tareas), priorizar la comunicación activa, asertiva y efectiva entre profesor y padres de familia.

Tener un espacio escolarizado en la casa donde se coloquen láminas y carteles y el niño o joven aprenda cosas nuevas, los dos papás deben estar involucrados en la educación de sus hijos, crear hábitos y rutinas, usar el uniforme como si estuviera en la escuela sería una opción. Hay que entenderlo, pues en el caso de los pequeños, es probable que no comprendan sobre la crisis mundial de salud que se está viviendo, tener empatía entre compañeros, papás y maestros.

Además de dedicar un tiempo de descanso para los padres e igual para el estudiante, hay que recordar que no todo es escuela. 

Una buena alimentación antes y después de tomar clases es recomendable, así como dormir bien, las niñas y los niños de 3 a 5 años, de 10 a 13 horas y los que están en edad escolar de 6 a 13 años, entre 9 y 11 horas y 8 horas para el caso de los adolescentes.

Motivar a respetar las medidas sanitarias como un hábito, será de mucha ayuda para cuidar la salud de todos.

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario