Una persona ha ingresado en este año al Hospital General de Tulancingo por ataque de araña. Venturosamente no pasó a mayores ya que fue tratada oportunamente con suero antiarácnido.

CONCEPCIÓN OCÁDIZ | ecoshidalgo.com

Se usó faboterápico y con ello se evitó que se desencadenen los mecanismos fisiopatológicos de la intoxicación. Por lo regular se aplica una dosis en comparación con ataques de víboras que suelen usarse varias unidades.

Se dijo que es difícil saber qué tipo de araña es la que clava sus quelíceros en alguna parte del cuerpo pues por lo regular una vez que agreden, se van del lugar.
Y es que generalmente no atacan a las personas a menos que se sientan amenazadas

En ésta como en otras zonas es común encontrar viuda negra (género Latrodectus) la cual es fácil de distinguir por tener un cuerpo negro y brillante con una forma de reloj de arena rojo en la zona ventral.

Las agresiones de la viuda negra o la reclusa parda pueden ser muy peligrosas a diferencia de otras especies que solo causan ronchas.

Es común que cuando empiezan las lluvias predominen estos arácnidos sobre todo en cobertizos, muros y troncos, muebles y jardines.
Aunque en primavera empieza a predominar es en el verano cuando más suelen aumentar las agresiones a humanos.

Además de este ingreso hospitalario registrado en este 2021, se suman tres por víbora.

Se deben tomar precauciones para evitar estas agresiones y así no llegar a hospitalización; también no aplicar remedios caseros para tratar este tipo de ataques sino que, ante cualquier síntoma, acudir a unidades médicas .

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario