Es tiempo de impulsar desde el Congreso verdaderas iniciativas que beneficien a comunidades indígenas y marginadas, dijo Benita Manilla Martínez, candidata a diputada federal por el distrito 04 de la Coalición Va por México integrada por los partidos PAN, PRI y PRD.

Así lo expresó durante su recorrido por comunidades de Huehuetla, municipio colindante con los estados de Veracruz y Puebla.

Manilla Martínez indicó que una vez ratificado el apoyo ciudadano para ser diputada, será una voz insistente para que se favorezcan haciendas municipales eficientes y trabajará en la federación para el regreso de programas esenciales en la erradicación de la pobreza.

En el caso de las comunidades indígenas, se buscará justicia social, pues  son una población que por años ha estado marginada, son  los que más se han quedado atrás, viviendo en pobreza extrema y en condiciones precarias durante los años más importantes de su desarrollo.

Así también enfrentan situaciones como, menor escolaridad que el resto de la población, además de falta de acceso a los servicios básicos y de oportunidades laborales, sin pasar por alto el ámbito de salud.

Durante este recorrido de promoción al voto, vecinas de Huehuetla pidieron a la candidata  ser la voz de  las mujeres indígenas y buscar los medios para ya no estar expuestas a la violencia cotidiana que se ejerce contra ellas.

En este sentido, la candidata Benita Manilla remarcó que pondrá su atención para que el racismo y sexismo ya no sean prácticas cotidianas y que incluso las madres solteras  dejen de vivir violencia por dependencia económica, la cual les obliga a vivir con alguien que las somete y maltrata.

La candidata mencionó que basta analizar los datos en donde la pobreza afecta a siete de cada 10 indígenas en el país y tres de cada 10 indígenas son víctimas de pobreza extrema, por eso Manilla Martínez se comprometió a luchar para que también los jóvenes indígenas tengan oportunidades y se superen. 

Este panorama,  hace necesario actuar ya  para revertir las brechas de pobreza en la población indígena; especialmente en sus precariedades y generar  bienestar, afirmó la candidata. 

Las comunidades recorridas en Huehuetla fueron: Naranjas, Esperanza 1, Chamizal, la Loma , vista hermosa, san Ambrosio, San Gregorio y  Acuautla

En gran parte del itinerario prevaleció el buen ánimo y la confianza en que Benita Manilla será esa mujer que pondrá en alto a la nueva clase política y que será una mujer cercana con voluntad y empeño para cambiar una cruda realidad de exclusión y discriminación hacía la población indígena.

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario