En la labor apoyaron poco más de 15 elementos de Seguridad Pública de Tulancingo, además de Acaxochitlán, además de voluntarios y elementos de la SEMARNATH.

Son los vulcanos, hombres que se enfrentan a desastres naturales como huracanes y también aquellos provocados por la mano del hombre, claro ejemplo, los incendios forestales, que en esta época del año, se registran en diversos puntos de Hidalgo.


Ataviados con uniformes especiales, muy pesados, sin importar el calor que haya en la zona, cubriéndose el rostro lo más que se pueda y soportando el olor del humo, para no intoxicarse, desempeñan una gran labor, cumpliendo con su misión: salvar.

Al objetivo de los bomberos de Tulancingo, la tarde – noche de este martes, se sumaron elementos de Seguridad Pública quienes igual enfrentaron al fuego.

Fue en el Ejido de Santa Ana y en la comunidad de San Vidal, durante casi ocho horas que apagaron las llamas en unas 30 hectáreas de ocote y encino entre otras especies de árboles.


En la labor apoyaron poco más de 15 elementos de Seguridad Pública de Tulancingo, además de Acaxochitlán.

Participaron elementos policiacos; mujeres y hombres de esta corporación.

La conflagración estaba saliendo de control y se extendía varios metros; se alcanzaba a ver desde la carretera federal México-Tuxpan, rumbo hacia Acaxochitlán.

El reporte lo recibieron poco después del medio día y rápidamente se trasladaron a la zona, para internarse en medio del bosque todavía caminaron varios kilómetros.

Usando sus instrumentos y técnicas especiales además de su experiencia, los bomberos combatían el fuego que consumía parte de matorrales y árboles.

Por fin lograron sofocarlo, y salvaron no sólo la vida vegetal sino la de animales cuyo hábitat es la zona boscosa en ese sector.

Han sido días sin descanso para quienes integran estos cuerpos de emergencia como Bomberos y Protección Civil y Seguridad Pública, además de brigadistas, ya sea salvando vidas humanas de entre los fierros retorcidos o apagando las voraces llamas.

FOTOS – VIDEO: CORTESÍA PC | SP

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario