Algunos campesinos de Tulancingo y Santiago Tulantepec comienzan a sufrir los estragos de la sequía.

Ocupan agua de los manantiales de Ventoquipa y del Río San Lorenzo, Cuautepec

Todavía aprovechan el hídrico que queda, dicen: «poca a o mucha, siempre lo tenemos para nuestros cultivos aunque esta aridez nos está preocupando porque se señala cómo critica; y pudiera escasear el vital líquido»

Continuó: «Además, el calor intenso hace que la tierra absorba rápidamente el agua y haya riesgo de no tener cultivos buenos o lo peor sería, nada”, comentó el agricultor Leobardo Cadena.

Llega temprano a su jornada para abrir la compuerta del «repartidor» en el sitio conocido como Sayola para el beneficio de su ejido.

No es el único que aprovecha el agua, sino también otros campesinos y en ranchos, explica el ingeniero agrónomo quien refiere que el agua que ocupan es en una especie de tandeo, cada 15 días.

“Nos beneficiamos con esta agua lo más que se pueda para regar nuestras parcelas sobre todo maizales en esta temporada que es de riego pero que preocupa por los intensos calores; tal vez no saquemos una buena producción pero confiamos en que no sea tan grave aunque el pronóstico es nada alentador”, exteriorizó.

“Son siete días en que tenemos nosotros el agua; y cada ejido o rancho decide hacia qué cultivo se va para regar”

Por regla, explicó se da prioridad a los cultivos de maíz, luego las alfalfas nuevas y por último las que ya tienen tiempo.

El municipio de Tulancingo tiene una extensión total de 29,040 hectáreas de las cuales el 44% (12,835) son agrícolas, 25 % (7,292) son de uso pecuario el 17 % (5,000) son de uso forestal; es decir, el 87 % de su suelo se dedica a las actividades primarias.

Leonardo Cadena expresó que al menos de la compuerta de Sayola se benefician unas cien hectáreas de este llamado igual “repartidor” donde se junta el agua del río Tulancingo y de San Lorenzo para regar las tierras que están muy secas, por ejemplo: una fracción de los Ejidos Zapotlán, además de una parte de Ahuehuetitla y Tulancingo (Medias Tierras) y algunos ranchos.

Por último dijo que faltan compuertas pero sobre todo el vital líquido: “Se requiere de más para que pueda haber mayor cobertura al campo; y que se mueve más el agua a través de canales unos con recubierta de cemento y otros de tierra peor que haya lo más importante: agua ”

FOTOS: ECOS HIDALGO

Por ecoshidalgo

Periodismo de Investigación

Deja un comentario